El Parque Nacional fue declarado como tal por el honorable Congreso Nacional el 4 de noviembre de 1994, con el nombre de Parque Nacional Punta Sal según Decreto Legislativo 154 – 94. El 17 de marzo de 1995 por Decreto Legislativo 43 – 95 se cambia el nombre por el de Parque Nacional Blanca Jeannette Kawas Fernández en memoria de la presidenta de la Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (PROLANSATE).

El manejo técnico del Parque es responsabilidad de la Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (PROLANSATE) por convenio firmado entre la Fundación y el Estado de Honduras a través del Administración Forestal del Estado – Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (AFE- COHDEFOR), el 20 de noviembre de 1996.

tigre

En el Decreto de creación del Parque interviene una estructura única en nuestro país, denominado La Autoridad del Parque, que está constituida por las siguientes instituciones: Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA), la que coordinará todas las actividades de dicho organismo, Corporación Hondureña de Desarrollo Forestal (AFE-COHDEFOR), Secretaría de Turismo (IHT), Alcaldía Municipal de Tela, Fundación para la Protección de Lancetilla, Punta Sal y Texiguat (PROLANSATE), Patronato Regional de comunidades adyacentes al Parque, Organización Fraternal Negra de Honduras (OFRANEH) e Instituto Hondureño de Antropología e Historia, según se consigna en la ley de creación del Parque Nacional Jeannette Kawas. Otras organizaciones recomendadas a ser incluidas en la Autoridad del Parque son: Alcaldía de Puerto Cortés, Fiscalía Especial del Ambiente.

El documento tiene como objetivo trazar las pautas para el manejo y desarrollo del Parque Nacional Blanca Jeannette Kawas Fernández de acuerdo con los requerimientos legales y las características biofísicas y socioeconómicas principales del Parque y su entorno, enmarcadas en el manual de procedimientos para la elaboración de planes de manejo en áreas protegidas del SINAPH.

El área protegida es un humedal costero marino inscrito en la lista de la convención relativa a los humedales de importancia internacional RAMSAR 1971, el 28 de marzo de 1995, con sitio No. 722, es una de las diez áreas protegidas prioritarias para la conservación de la biodiversidad en el país. Su ubicación geográfica en el Golfo de Honduras y proximidad con otras áreas protegidas también prioritarias, como el Jardín Botánico y Centro de Investigación Lancetilla, Parque Nacional Punta Izopo, Refugio de Vida Silvestre Texiguat, Parque Nacional Pico Bonito y Refugio de Vida Silvestre Cuero y Salado y su conectividad con el Sistema Arrecifal Mesoamericano (SAM) y del Corredor Biológico Mesoamericano (CBM), hacen del Parque un área en el proceso de conservación de la región mesoamericana.

Jaguar

En la estrategia Nacional de Ecoturismo se identifica al Parque como un área protegida prioritaria para ser desarrollada ecoturísticamente en el país, debido a varios criterios, entre ellos a la calidad y diversidad de ecosistemas como principal atractivo turístico, ubicación geográfica, nivel de desarrollo entre otras.

En 1993 se dieron los primeros pasos para el manejo del Parque, desde este tiempo la Fundación PROLANSATE a través de diversos proyectos, ha realizado esfuerzos, orientados a la búsqueda de un desarrollo sostenible, entre los que se destacan, las iniciativas de creación de los PNJK, la generación de información de base, elaboración y actualización del plan de manejo y desarrollo del PNJK, Proyecto Conservación de los Recursos Naturales, el aumento de la conciencia, educación y la participación de las comunidades locales en el aprovechamiento adecuado de los recursos naturales, la firma de convenios de manejo de las áreas protegidas con municipalidades y el establecimiento de alianzas nacionales e internacionales en pro del manejo del Parque.

Sin embargo el manejo y el desarrollo sostenible del Parque requieren de tiempo y de la voluntad de todos, por lo que a pesar de los esfuerzos realizados persisten problemáticas, el Parque está sujeto a muchas presiones, algunas de ellas originadas distantes del mismo (al Parque drenan las aguas provenientes de las cuencas hidrográficas de los ríos Ulúa y Chamelecón lo que corresponde el 25 % de la cuenca nacional con más de 200,000 hectáreas de cultivos agroindustriales) y emergen nuevas realidades, por lo que se hace necesario actualizar el plan de manejo cada cinco años para trabajar acorde a los nuevos requerimiento y  acontecimiento del área protegida y en este caso de lo que acontece en la región ya que la bahía de Tela es el pilar del desarrollo eco turístico del país, lo que traerá beneficios y presiones al área.

 

DESCRIPCION DEL AREA

 

 

 Ubicación y Límites

 

 

El Parque Nacional Jeannette Kawas (PNJK) se localiza en la Bahía de Tela, departamento de Atlántida, comenzando a unos 3.5 Km. al Oeste de la ciudad de Tela. Se extiende por aproximadamente 35 Km. de costa por unos 20 de ancho, con una superficie aproximada de 781.45 Km², donde predominan los ecosistemas de humedales costeros como ríos, lagunas, canales naturales y artificiales, pantanos herbáceos, manglares y bosques inundables, así como ecosistemas marinos del tipo de playas arenosas, playas rocosas, farallones, arrecifes coralinos y pastos marinos, todos ellos de importancia ecológica y social para el país y la región Caribe mesoamericana.


El Parque forma parte del Subsistema de Áreas Protegidas de la Bahía de Tela, que comprende 4 unidades de manejo: el Jardín Botánico y Centro de Investigación Lancetilla, Refugio de Vida Silvestre Texiguat y Parque Nacional Punta Izopo.

Geográficamente se encuentra entre las coordenadas:

15° 42' y 61° 00' latitud Norte, y 87° 23' y 87° 52' longitud Oeste. Se referencia en las Hojas Cartográficas del Instituto Geográfico Nacional 2663 I, 2663 II, 2663 III y 2663 IV, a escala 1:50,000.

 

Limites

 

Norte: con el mar caribe (aproximadamente a 3 millas náuticas de la línea de costa)

Sur: con la línea férrea que va de Tela a Puerto Cortés.

Este: con la aldea garifuna de San Juan.

Oeste: con el límite natural del Río Chamelecón.

 Para obtener información referente a la administración y manejo de esta área protegida accesa: Manejo de Áreas Protegidas

Esta publicación fue posible gracias al financiamiento del Proyecto de Gestión Sostenible de Recursos Naturales y Cuencas del Corredor Biológico Mesoamericano en el Atlántico Hondureño (PROCORREDOR), a través de la Subvención 09, misma que es asignada al RVST a través de la Gestión de la Secretaria de Recursos Naturales (SERNA) y apoyo financiero de la Unión Europea. Sin embargo, las opiniones e ideas presentadas en esta página no necesariamente reflejan los puntos de vista de la Unión Europea.